Resumen, ponencias, fotografas y vdeos de las VIII Jornadas de Psicosociologa Laboral de Osalan

Evento celebrado el 30 de noviembre de 2017 en la Sala A3 del Palacio Euskalduna de Bilbao. 

Tras abrir las jornadas la consejera de trabajo y justicia, Mª Jesus San José, dio comienzo la primera mesa de trabajo, moderada por Javier Inda, en la intervenieron dos expertos invitados este año para centrarnos en el tema que nos ocupa: Violencia Externa.

Por un lado, y con una visión psicosocial, Pedro Gil Montes nos  presentó las bases psicosociales de la agresión y violencia, el  por qué se produce la violencia en los centros de trabajo y algunas estrategias de intervención.

Diferenciando una serie de puntos: en un principio realiza una delimitación conceptual (conflicto/agresión/violencia), pasando a explicar uno de los modelos principales de agresión y violencia en psicología, modelo general de agresión, desarrollando  dos de los componentes fundamentales de  este modelo –rol del individuo y rol del entorno-.

Centrándonos en el segundo componente, rol del entorno, señaló una serie de facilitadores para que se de la violencia externa laboral, aquellos que tienen que ver con la cultura organizacional (aceptación cultural de la violencia, síndrome del puesto de trabajo, ausencia de protocolos de prevención, miedo a represalias, falta de interés de la organización por investigar las agresiones) y otros factores de riesgo contextuales (trabajar en zonas socio-económicamente deprimidas, en zonas con elevado índice de criminalidad, trabajos solitarios y nocturnos, con manejo de dinero, aquellos que tienen contacto con público, sobrecarga de trabajo y presiones de tiempo, trabajos de seguridad, edad, escasa experiencia laboral y una serie de factores ambientales).

Posteriormente en su comunicación nos presentó los tipos y formas de violencia así como las tasas de prevalencia, consecuencias y algunas estrategias de intervención.

Por otro lado, y con una visión jurídica, Natalia Fernández Pérez, miembro de la fiscalía provincial de Bizkaia, indicó que la actuación de la fiscalía se circunscribe al ámbito exclusivamente penal,  basado en el artículo 316 del código penal, que recoge el delito contra la seguridad de los trabajadores. Dicho artículo castiga a los que estando legalmente obligados, infringen las normas de prevención de riesgos laborales, no facilitando los medios necesarios para que los trabajadores realicen su actividad con las medidas de seguridad e higiene adecuadas, de manera que pongan así en peligro grave la salud, la integridad física o la vida de los trabajadores.

Según el artículo 14 de la Ley de PRL, el sujeto legalmente obligado es el empresario o gerente de la actividad laboral y en las personas en las que delegue. Junto a ellos también están legalmente obligados los técnicos de prevención, que aunque no tienen poder de decisión dentro de la empresa, su responsabilidad penal viene por incumplir con el asesoramiento adecuado al empresario.

El código penal, castiga el llamado delito de riesgo, porque anticipa la consumación del mismo. No es necesario que se produzca un resultado lesivo, basta con que se ponga en peligro de manera grave la salud, la integridad física o la vida del trabajador.

Cuando se habla de agente productor del riesgo, se habla de violencia externa, tanto física como psíquica. Los actos de violencia a ciertos colectivos, como los sanitarios, docentes etc..., entran dentro del contexto de acciones que por sí solas ya constituyen una infracción penal.

En el ámbito psíquico es más complejo, ya que se debe comprometer de forma grave la salud psíquica de la persona agredida. El supuesto sería el de una trabajador/trabajadora que sufre acoso reiterado y constante en su trabajo. Que dicho acoso fuera detectado por el empresario y no lo contempla en su plan de prevención y dicho acoso produjera una enfermedad grave o el suicidio.  En este caso se podría contemplar la comisión de 1 delito contra la salud de los trabajadores. El primer responsable es el autor de la agresión física o psíquica, pero también lo sería el empresario por no prevenirlo o el técnico de prevención por no contemplar este riesgo psicosocial en el plan de prevención de la empresa.

Tras el descanso, en la segunda mesa moderada por Rafael Calvo  se presentan experiencias en diferentes empresas (Centro de acogida de menores del Instituto foral de Bienestar social de Álava y Babesten Gipuzkoa,  Ertzaina y Metro Bilbao), además de un resumen de las  campañas y ámbito de actuación de la Administración (Inspección y Osalan).

Rafael Calvo indica que Osalan ha querido simbolizar estas jornadas con una serie de manos queriendo expresar la tolerancia cero a todo tipo de violencia así como la importancia de un trabajo conjunto de todos los agentes que intervenimos en la prevención de esta disciplina.

Se inicia esta segunda mesa con las presentaciones del Centro de Acogida de menores; Blanca Corral Muro, explica la visión inicial del área del menor y familia del Instituto Foral de Bienestar Social de Álava que trabaja con y para las personas menores de edad y sus familias en situación de grave desprotección del territorio histórico de Álava y en desprotección leve y moderada de todos los municipios de la provincia. Mikel Lizarralde nos hace una breve exposición de las situaciones de violencia ante las que se encuentran las personas trabajadoras de un centro de acogida de menores, adolescentes con diferentes tipos de problemática.

En segundo lugar, Jose Antonio Apraiz, de Ertzaintza, en su exposición nos señala los valores que inspiran el trabajo diario de su organización (visión, misión y valores), aporta también una serie de datos sobre la violencia externa de ciertos colectivos durante los años 2016 y 2017, y finaliza su comunicación dando una visión de la Ertzaintza como sujeto activo y pasivo

Seguidamente interviene Iñigo Apellaniz, de Metro Bilbao, deja claro que en su organización son conscientes del riesgo de violencia existente. Por ello han realizado un trabajo de identificación,  evaluación y aplicación de una serie de medidas preventivas/correctoras para su subsanación. Expone los resultados de los 3 últimos años de las agresiones y amenazas teniendo en cuenta diversas variables, franjas horarias, tipo de estaciones, etc.

Y para finalizar se da paso a la Administración, por un lado, Iciar Gonzalez, de Inspección de Trabajo,  quien señala la obligación del empresario de  prevenir la violencia en sus centros de trabajo, de tomar una serie de medidas para prevenirla/corregirla. Define el marco legal en el que nos movemos así como su ámbito de actuación, Vigilar que se cumpla el ordenamiento social, fiscalizar y vigilar. Expone las dos maneras de afrontar esta problemática por el organismo: Preventiva: vigilando que se estén tomando las medidas oportunas, bien por campañas o por denuncias de cómo en el centro no se está actuando para evitar este riesgo y la otra manera es  cuando ya el daño se ha producido en la persona trabajadora.   Una vez han realizado su intervención la respuesta puede ser bien  un requerimiento, o el inicio  de un procedimiento sancionador.

Por otro lado,  Maite Gomez de Osalan, señala que el pilar fundamental de actuación del organismo es la prevención, diferenciando los tres campos de acción: información/formación, investigación y asesoramiento. Intenta clarificar el objetivo de Osalan ante cualquier denuncia, accidente, etc. “finalidad preventiva” y por último aporta datos, datos tanto de la campaña realizada este año (vigilantes de seguridad) como aquellos casos de denuncia y accidentes de violencia recibidos en estos 5 últimos años.

Y para finalizar la jornada, la tercera mesa moderada por Alazne Azpiroz, representada por la parte social, concretamente representantes del sindicato LAB, CCOO y UGT.

Ibon Zubiela, sindicato LAB, plantea que para que  una intervención sea positiva es necesaria una mejora organizacional, evaluar los factores y planificar una serie de medidas, que a día de hoy no se lleva a cabo. En el mejor de los casos se han empleado técnicas cuantitativas sin una posterior aplicación de medidas, además no se ha tenido en cuenta el riesgo de  violencia/agresión. Existen factores facilitadores que tampoco se tienen en cuenta, falta de información y atención prestada a las personas usuarias, insuficiencia de recursos humanos y materiales, plantillas inadecuadas, sobrecarga de trabajo, trabajo a turnos, nocturno, en solitario, estilos de gestión rígidos y autoritarios, etc.

No hay que perder de vista el contexto actual, la situación de crisis económica, de recortes de personal, derechos y prestación, hecho de relevada importancia para el tema que nos ocupa. Relaciona el no avance en el nulo interés de la patronal.

Y qué hacer?

Considerar la psicosociología al igual que el resto de las disciplinas, hacer visibles los riesgos, favorecer la participación de la población trabajadora y sus representantes, y la movilización

Alfonso Ríos, Sindicato CCOO, incide en la importancia de la participación de las personas trabajadoras y sus representantes en todo el proceso de tratamiento de los riesgos psicosociales en las empresas.

Señala que existen sectores y variables- género (femenino)- más vulnerables hacia este tipo de conductas, y como, en la actualidad,  existe un clima tolerante hacia problemáticas de acoso sexual y acoso por razón de sexo.

Expone la situación de trabajadoras de Ayuda a Domicilio, al igual que de aquellos trabajadores  de Intervención Social y de  centros de Comunidades Terapéuticas

Al igual que el ponente anterior, manifiesta el no reconocimiento de la problemática psicosocial por las mutuas, haciendo un llamamiento a, en caso de producirse un daño en la salud de los trabajadores y trabajadoras, acudir a ellas y notificar su problema.

Y para finalizar, Antonio Gonzalez, sindicato UGT,  señala la importancia de evaluar los riesgos psicosociales y tomar las medidas oportunas. En la actualidad son pocas las empresas que disponen de dicha evaluación

Felicita el trabajo realizado en Metro Bilbao y crítica también el que se ha llevado a cabo en Osakidetza.

En relación al protocolo de prevención y gestión de violencia, indica que no es una herramienta preventiva sino una medida preventiva; una vez detectado el riesgo, identificados los factores, se planteará, si es necesario, la elaboración de dicho protocolo.

La jornada acaba con la clausura, que corre a cargo del Director de OSALAN, Alberto Alonso Martin.

 

 

 

 

 

 

 


 

Sala A3 del Palacio Euskalduna, Bilbao.

 

Jueves, 30 de noviembre de 2017

 

“Explicación psicosocial de la violencia externa: frustración, modelado y personalidad" (pdf, 1 MB)

D. Pedro R. Gil-Monte, Director de Unipsico, de la Universidad de Valencia. 

 

"Trabajando junto al conflicto en entornos familiares" (pdf, 438 KB)

Dª. Blanca Corral Muro,  Subdirectora Técnica del Área del Menor y Familia. Instituto Foral de Bienestar Social de Araba

 

“La Ertzaintza ante la violencia en el trabajo" (pdf, 894 KB)

D. José Antonio Apraiz Ibarra, Ertzaintza.

 

"Convivamos en Metro Bilbao: Grupo BIDAIDE" (pdf, 2,75 MB)

D. Iñigo Apellaniz González, Jefe del Servicio de Prevención de Metro Bilbao.

"Prevención y gestión de la violencia de trabajo en Osalan" (pdf, 3 MB)

Dª. Maite Gómez Etxebarria, Técnico de PRL de Osalan.

 

"Erasoak lan zentruetan" (pdf, 2,96 MB)

D. Ibon Zubiela Martín, del Sindicato LAB.