Ergonoma

Aunque existen innumerables definiciones de Ergonomía, si nos centramos en el mundo del trabajo, la Ergonomía Laboral sería la óptima adaptación del trabajo a la persona, tanto desde el punto de vista psíquico como físico. Es por ello que esta disciplina preventiva es mixta, alcanzando los dos ámbitos -psíquico y físico- de la persona, siendo por ello denominada en su conjunto como Ergonomía y Psicosociología Laboral.

La Ergonomía en un principio estuvo vinculada más a la productividad que a la prevención. Perseguía adaptar lo más posible el trabajo a las personas para que fuera más llevadero, menos lesivo, pero sobre todo más productivo. Este concepto básico fue rápidamente implantado en las complejas cadenas de producción de comienzos del siglo XX, teniéndose muy en cuenta desde entonces en los diseños de las cadenas de montaje, con el objetivo de adaptar éstas a las personas. Así nació el “human engineering”. Con el paso del tiempo se empezó a constatar que teniendo en cuenta esos conceptos “ergonómicos” en los procesos productivos, a la vez que se producía más, las personas sufrían menos sobrecargas por el trabajo y por ende se lesionaban menos. La Ergonomía y la Psicosociología Laboral constituye una de las cuatro disciplinas básicas de la Prevención de los Riesgos Laborales, junto con la Seguridad, la Higiene industrial y la Medicina del Trabajo.