Apoyo a las autoridades

Este apoyo tiene su origen en dos funciones de Osalan (artículo 4 de la Ley 7/1993, de 21 de diciembre, de creación de Osalan-Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales):

  • 1. Analizar e investigar las causas y factores determinantes de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, abordando su estudio preventivo y proponiendo las medidas correctoras procedentes. De dichas actuaciones se informara a la autoridad laboral. Igualmente se emitirán los informes que en su caso se soliciten por la autoridad competente, en materia de seguridad industrial.
  • 2. Prestar asistencia y asesoramiento técnico a empresas, a trabajadores y sus organizaciones y a autoridades públicas.

En cumplimiento de las funciones que atribuye a Osalan su Ley de creación, el Organismo promueve y mantiene una estrecha colaboración con los Órganos del Gobierno Vasco y con otras Administraciones e Instituciones con responsabilidades en materia de seguridad y salud laborales, desarrollando una labor conjunta y coordinada en el ejercicio de las respectivas competencias para lograr el fin último de un entorno laboral seguro y saludable.

Osalan, en esta línea, actúa como órgano consultivo y ofrece asistencia técnica a las Autoridades y Administraciones en cuestiones de distinta índole.

En el caso de la Autoridad Laboral, la colaboración abarca temas variados, destacando el control de los planes de trabajo presentados para la retirada de materiales con amianto y las condiciones de acreditación de los servicios de prevención.

En el área de la Seguridad Industrial, la cooperación con el Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad se refiere al control del cumplimiento de la Directiva de Seguridad en Máquinas por fabricantes, importadores y comercializadores, en aplicación del protocolo existente entre ambos Órganos.

Otro ejemplo del apoyo que Osalan presta a las Autoridades se encuentra en la actividad conjunta de seguimiento de la integración de la prevención de riesgos laborales en las obras públicas y de grandes infraestructuras, realizada a través de las Comisiones Territoriales -con presencia de la Autoridad laboral, la Inspección de Trabajo, las Diputaciones Forales, el Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad, y las empresas públicas implicadas- así como de los grupos de trabajo creados al efecto.

En cuanto al apoyo a la Autoridad Judicial en materia de seguridad y salud laborales, la Circular 4/2011 sobre criterios para la unidad de actuación especializada del Ministerio Fiscal en materia de siniestralidad laboral, en el punto III.3.3.7 establece:

"Intervención en el juicio oral de los Inspectores del Trabajo y los Técnicos de los organismos autónomos.

Para la elaboración de sus respectivos informes, tanto los Inspectores de Trabajo, como los Técnicos de los diversos órganos dependientes de las Comunidades Autónomas, acuden al lugar del suceso, y realizan minuciosas inspecciones oculares, entrevistan a responsables de las empresas, a compañeros del trabajador o trabajadores involucrados en el accidente, e incluso a los propios afectados cuando es posible, lo que implica que además de los conocimientos científicos que poseen por su cualificación técnica, y de los que se van a servir para elaborar su dictamen pericial, que deberá quedar incorporado al procedimiento, han adquirido conocimiento de hechos percibidos por ellos directamente, que les confieren la cualidad de testigos. Ello supone que durante la celebración del juicio oral resulte de interés interrogarles sobre dichos datos percibidos por ellos de forma directa y que, en rigor, escapan a su condición de peritos. Para evitar la posible denegación por parte del órgano enjuiciador de dicha posibilidad, se considera que el cauce adecuado será el de acudir a la novedosa figura que se regula en el art. 370.4 de la Ley 1/2000, de Enjuiciamiento Civil, esto es, el testigo-perito. En las calificaciones y escritos de acusación, resultará por regla general necesario proponer la citación al juicio oral de los Inspectores de Trabajo y los Técnicos de los correspondientes Organismos Autónomos en su doble condición de testigos y peritos, concretando esta condición, el objeto de la pericia. Es asimismo sumamente conveniente, al proponer la citación de los Inspectores de Trabajo, que se identifique el acta de infracción de la que deriva su actuación, lo cual facilitará la labor de los mismos en el acto del juicio oral, al tener cabal conocimiento del concreto hecho que requiere su declaración y/o pericia.”

Osalan, a través de su Unidad de Salud Laboral, es el órgano competente para emitir los informes y tomar decisiones preceptivas como Autoridad Sanitaria sobre las actuaciones sanitarias y autorizaciones de los servicios de prevención, en todo lo relacionado con los servicios sanitarios, personal sanitario, subcontratación de actividades sanitarias y acuerdos de colaboración entre servicios de prevención ajenos; así como sobre las actuaciones sanitarias y autorización de las personas o entidades que realizan auditoría externa de la disciplina preventiva de la medicina del trabajo del sistema de prevención que afecte tanto a instalaciones sanitarias ubicadas en la Comunidad Autónoma de Euskadi como a las personas que trabajen o residan en la misma. Por esta razón mantiene una relación permanente con el departamento de salud del Gobierno Vasco y otras autoridades sanitarias que abarca desde el desarrollo normativo, conjunto mínimo de datos, comunicación de enfermedades que podrían ser calificadas como profesionales, registro de enfermedades profesionales, registro de servicios sanitarios, etc… El sistema de información sanitaria de salud laboral es una fuente de información para la vigilancia en salud pública y se incluye entre los componentes del actual sistema de vigilancia epidemiológica de la Comunidad Autónoma de Euskadi.