Ponencias, fotografas, vdeos y resumen de la Jornada "Los retos de la PRL: nuevos factores de riesgo derivados de las nuevas tecnologas, procesos y productos"

El imparable desarrollo y avance de la técnica afecta de manera relevante al mundo del trabajo y a las condiciones en las que éste se realiza.

La introducción de la máquina de vapor permitió la mecanización del trabajo en la primera revolución industrial. La segunda, basada en el trabajo en cadena y la producción en masa dio paso a una tercera revolución con la automatización de la producción gracias a la electrónica e informática.

Entramos ahora en una nueva época en la que las impresoras 3D nos permiten fabricar piezas de manera aditiva, los robots salen de su confinamiento para compartir espacio con los trabajadores (robótica colaborativa y co-workers), disponemos de drones que acceden a lugares inverosímiles, recopilamos y tratamos ingentes cantidades de datos (Big Data), o el Internet de las Cosas (IoT) permite que los objetos se conecten y comuniquen dotándose de “inteligencia” y autonomía (Industria 4.0, Smart EPI´s).

Todo ello nos lleva a una cuarta revolución industrial, no exenta de riesgos, pero con nuevas oportunidades que sin duda pueden redundar en la mejora de las condiciones de trabajo. En la jornada que ha tenido lugar hoy en el Museo Marítimo en Bilbao, se han analizado los retos a los que se enfrenta la prevención de riesgos laborales asociados a estas nuevas tecnologías, procesos y productos.

La directora general del organismo, durante su intervención al inicio del evento, ha apuntado a la necesidad de que la prevención esté presente en el desarrollo de la idea desde el comienzo. “Asegurar que la investigación de la seguridad y salud en el trabajo se integre en el diseño y en el desarrollo de los nuevos proyectos, procesos y tecnologías, realizando prevención a través del propio diseño” en palabras de la directora general Izaskun Urien.

En este sentido, OSALAN, Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales ha organizado este evento para ahondar en el conocimiento existente sobre esta área y trasmitirlo a las personas interesadas, especialmente a las personas que se dedican profesionalmente al ámbito de la prevención de riesgos laborales.

La jornada formativa ha reunido a cerca de 150 personas, profesionales de la prevención de riesgos laborales.”