Riesgos de los trabajos manuales gestionados a travs de plataformas digitales

La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, (EU- OSHA), ha publicado un estudio que analiza los riesgos a los que se enfrentan los trabajadores que realizan labores a mano gestionadas a través de plataformas digitales. El informe “Riesgos para la seguridad y salud ocupacional de los trabajos manuales prestados a través de plataformas laborales digitales’”, también describe los factores que influyen o complican la gestión de los riesgos en materia de seguridad y salud laboral (SST) en los trabajos ofrecidos a través de ellas.

Al poner de relieve las prácticas de intermediación de las plataformas en un amplio conjunto de tareas profesionales y domésticas (fontanería, pintura, reparaciones eléctricas o jardinería) el estudio también examina si cabe la posibilidad de prevenir y gestionar los riesgos derivados de ellas y de que? manera. Esas tareas suelen ejecutarse en domicilios particulares e implican una serie de desafíos relacionados con la SST que dependen del uso de instrumental, materiales y equipos de protección.

El análisis de los riesgos laborales que presenta la mayor parte de esas actividades cuando se realiza a través de plataformas digitales guarda muchas similitudes con el existente cuando se llevan a cabo fuera de ellas. No obstante, las características específicas del trabajo en plataforma pueden en algunos casos agravar los riesgos, en particular, su gestión.

La revisión de la literatura sobre el trabajo de plataforma en la que se basa el citado informe de la EU-OSHA evidencia que la responsabilidad de la gestión de los riesgos de los trabajos a mano “está totalmente externalizada y recae en los trabajadores de la plataforma, donde figuran calificados como no profesionales o autónomos y, por tanto, se les atribuye la responsabilidad en materia de SST”.

El informe destaca que, fuera de algunas iniciativas parciales de salud y seguridad detectadas, como las derivadas de requisitos de pólizas de seguros o de capacitaciones, “ninguna de las plataformas estudiadas ha implementado una política integral de seguridad y salud, aunque se encuentran en una excelente posición para hacerlo en muchos aspectos”.

 

Revisión de la literatura

 

La metodología de elaboración de este estudio se basa en una revisión de la literatura académica reciente e incluye los recursos publicados en el repositorio de economía de plataforma de Eurofound. En particular, se centra en la literatura que cubre los servicios profesionales y domésticos.

Los trabajadores que realizan trabajos a mano, como por ejemplo los fontaneros y los electricistas, se enfrentan a distintos riesgos. Entre los de tipo físico se encuentran los relativos a la realización de tareas manuales complicadas y en posiciones incómodas, al levantamiento de objetos pesados, a la exposición a sustancias peligrosas y a la electricidad, a los resbalones y tropezones, a las caídas y al uso de diversas herramientas. Entre los de tipo psicológico figuran los riesgos de insultos, acoso interpersonal o violencia relacionados con el hecho de a menudo brindan servicios en los hogares de los clientes, lo que crea desafíos tanto físicos como psicosociales.

De hecho, la diferencia clave entre el trabajo de plataforma y realizado en el mercado laboral tradicional es el papel central que desempeña en el primer caso el mecanismo digital de calificación o reputación. Una vez que se completa una tarea, las personas trabajadoras de la plataforma reciben comentarios de los clientes, que luego se introducen en sus perfiles en línea, lo que afecta la asignación de trabajos futuros. La presión de mantener calificaciones altas y tener una mentalidad basada en el servicio continuo para apaciguar a los clientes puede convertirse en una fuente importante de estrés y aumenta las demandas emocionales en comparación con las existentes en el mercado laboral tradicional.

De cara a la implementación de una política integral de seguridad y salud en el ámbito de la referida economía de plataforma, un paso adelante que propone el estudio de la EU-OSHA sería implementar un sistema integral para verificar si los trabajadores y trabajadoras de la plataforma tienen las licencias o calificaciones necesarias para realizar ciertas tareas, lo que no solo es interesante desde una perspectiva de calidad sino también desde una perspectiva de SST. En este momento, solo unas pocas plataformas solicitan una evidencia formal de calificaciones o habilidades a la hora de configurar un perfil.