Entrevista a Virginia Múgica, miembro del Consejo General de Osalan en representación de Confebask

'La Covid-19 nos está ayudando a genera mayor consciencia sobre los riesgos y mejorar la cultura preventiva'

Virginia Múgica es representante de Confebask en el Consejo General de Osalan. Pertenece al Cuerpo Superior de Letrados de la Seguridad Social (en excedencia), es profesora de la Universidad de Deusto en el doble grado de Derecho y Relaciones Laborales (imparte clases en materia de Seguridad Social) y dirige el Departamento Jurídico y de Relaciones Laborales de Confebask. Ha ejercido distintos cargos de responsabilidad del Gobierno Vasco en las áreas de Lehendakaritza, Vicepresidencia del Gobierno y Departamento de Trabajo y Seguridad Social.

La irrupción del Covid-19 ha supuesto una auténtica prueba de estrés para la toda la sociedad y las medidas de prevención contra la pandemia han supuesto importantes restricciones de operatividad en las empresas ¿Cómo ha afectado a la actividad cotidiana en las empresas?

Los primeros momentos fueron especialmente difíciles. El desconcierto general se vivió igualmente en las empresas, pero también es cierto que se reaccionó con prontitud y determinación, lo que ha permitido adaptarnos a la nueva realidad e ir recuperando la actividad. Por supuesto, esa adaptación ha sido más sencilla en un tipo de actividades que en otras.

La crisis del Covid-19 ¿cree que puede suponer que todos los recursos se destinen a la prevención de contagios y se descuide lo avanzado en materia de Seguridad Laboral, digamos, convencional?

Se ha hecho un esfuerzo muy importante para la prevención de contagios, como corresponde ante un riesgo inminente, pero ello simplemente suma y no significa necesariamente que se abandonen los protocolos y medidas que se vienen aplicando con habitualidad. Es más, la crisis del Covid nos está ayudando a generar una mayor consciencia sobre los riesgos en la población trabajadora y en las empresas que seguramente mejore la cultura preventiva.

Parece que las medidas de prevención han funcionado en el entorno laboral y los puestos de trabajo no han sido lugares de contagio, lo que es una buena noticia. ¿Se ha hecho un buen trabajo de prevención en general por parte de las empresas?

La respuesta es si, rotundamente. Pero, además, quiero remarcar que los buenos resultados solo están siendo posibles gracias a la actitud responsable de todos. Es un orgullo comprobar que, en estos difíciles momentos, todo el entorno laboral haya sido capaz de responder con solvencia.

El Fondo de recuperación (Next Generation), que para España representa unos 140.000 millones de euros, ¿debería servir como herramienta para cambiar el modelo productivo hacia uno más competitivo y más seguro?

Son muchos los nuevos retos que se van detectando conforme se despliegan las tres transiciones sobre las que se está vertebrando nuestro futuro inmediato: la ecológica, la digital y la socio-sanitaria. O damos respuesta a esos retos o simplemente nos quedaremos fatalmente rezagados. Los Fondos Next Generatión son una magnífica oportunidad para afrontar ese nuevo futuro, siempre que se utilicen adecuadamente.

¿La crisis va a hacernos cambiar el modelo de trabajo en la empresa?

Respecto de muchas cosas el COVID marca un antes y un después, y el modelo de trabajo en la empresa es uno de ellos. Todos hemos aprendido a hacer las cosas y a relacionarnos de manera diferente.

El teletrabajo, que se ha generalizado tanto ¿genera nuevos riesgos para la salud que hasta ahora no se contemplaban, quizás no tanto físicos sino también psicológicos?

En buena medida ha cambiado la percepción general sobre el teletrabajo. Antes solo le veían bondades, que las tiene. Pero ahora observamos que para muchas personas, por distintas circunstancias, puede presentar inconvenientes o riesgos; y eso hay que tenerlo muy presente y atajarlo.

¿Hay un ambiente de colaboración útil dentro del Consejo de Osalan?

Como miembro del Consejo observo con reconocimiento la labor que desarrolla Osalan. Es un trabajo callado, pero riguroso y entregado. Quiero expresar mi agradecimiento a la dedicación de todas sus personas, que particularmente este año, han entregado lo mejor de sí mismas en favor del bien común…y lo han logrado. Muchísimas gracias.