Crecimiento de la `E-Salud´ en el ámbito de la seguridad y salud en el trabajo

La aplicación de las tecnologías digitales a la sanidad, o ‘E-Salud’, presenta un gran potencial de crecimiento en el terreno de la seguridad y salud en el trabajo, (SST). La ‘e-Salud’ aporta avances derivados del desarrollo de la inteligencia artificial e innovaciones en disciplinas como la biomedicina y la cirugía robotizada.

La ‘E-Salud’ ha propiciado en las últimas décadas mejoras en la gestión del absentismo laboral a través de diferentes softwares y plataformas, avances en los sistemas de salud ocupacional y la habilitación de herramientas de evaluación del riesgo para la salud de las personas trabajadoras. También ha facilitado a las mutuas de accidentes de trabajo la aplicación del servicio de telemedicina en tareas de prevención, diagnóstico, apoyo y rehabilitación.

Según el estudio de la consultora Mercer ‘Health on Demand’, las soluciones digitales tendrán un impacto positivo no sólo en aspectos materiales asociados a la salud de los trabajadores, sino también en los campos de los riesgos psicosociales y de la gestión de capital humano en las empresas. Otro estudio financiado por la Fundación Adecco, ‘Doing Wellbeing Well’, llevado a cabo por la unidad de inteligencia de The Economist, también incide en la importancia que tendrán en los próximos años en los lugares de trabajo.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado el ‘Proyecto de estrategia mundial sobre salud digital 2020-2025’, así como un grupo de trabajo de ‘E-Salud’ con el que pretende reforzar la función de análisis de las tecnologías digitales y ayudar a los estados a priorizar, integrar y regular su uso.

Asimismo, la Comisión Europea y en relación con las transiciones digital, ecológica y demográfica que estamos viviendo, aprobó en junio el ‘Marco estratégico de la UE en materia de salud y seguridad en el trabajo 2021-2027’. Este documento plantea la consecución de tres objetivos clave en los próximos años. Por un lado, anticipar y gestionar el cambio para garantizar la seguridad y la salud en los entornos laborales. Por otro, mejorar la prevención de enfermedades y accidentes relacionados con el trabajo. Además, prevé aumentar la preparación ante posibles amenazas para la salud.

 

Bienestar laboral

 

La transformación de los servicios de salud y bienestar laboral propiciada por la extensión del uso de las tecnologías digitales ha dado lugar en los últimos años al crecimiento de la inversión en ‘wearables’, biosensores, ‘big data’ y herramientas para la gestión de los hábitos de salud.

El referido estudio de la Fundación Adecco prevé que en los próximos años cobren más importancia en el ámbito laboral soluciones de ‘e-Salud’ que proporcionarán nuevas dimensiones del bienestar de los trabajadores. Pronostica que los profesionales de la salud y seguridad en el trabajo están llamados a promover una visión más integral del bienestar laboral para garantizar la sostenibilidad del capital humano en el lugar de trabajo.

Existe una amplia gama de aplicaciones relacionadas con la ‘E-Salud’ y el bienestar de las personas trabajadoras. Además de la tecnología ‘wearable’ aplicada a la monitorización de actividades de fitness, nutrición y salud a través de ‘smartwatches’ o pulseras de actividad, existen ‘apps’ centradas en el ‘mindfulness’, la meditación, la gestión de los hábitos de sueño o la mejora de la resiliencia mental.

Otros instrumentos de ‘E-Salud’ son los ‘chatbots’ con inteligencia artificial que proporcionan técnicas para vencer la ansiedad o información sobre síntomas relacionados con la depresión. En el terreno estrictamente laboral, hay ‘apps’ que ayudan a optimizar el ritmo circadiano y son especialmente útiles para trabajadores en turnos nocturnos. Otras proporcionan un servicio de ‘coaching’ integrado que ayuda a lograr metas de salud y productividad.