Prevención de riesgos por acumulación de electricidad estática

El Institut Valencià de Seguretat i Salut en el Treball, (INVASSAT), ha editado el manual ‘El riesgo debido a la electricidad estática: medidas preventivas’, destinado a instruir al alumnado de programas de PRL y demás personas interesadas sobre cómo puede generarse ese tipo de energía en los lugares de trabajo, los riesgos que comporta su acumulación y los procedimientos para controlarla, reducirla o eliminarla. Asimismo, reúne la legislación que contiene referencias a esta cuestión y analiza los riesgos de incendio y explosión en dos casos especialmente peligrosos: los trasvases de líquidos inflamables contenidos en camiones cisterna y sus descargas en superficies libres de ellos.

El manual resalta que los efectos directos en las personas de las descargas electrostáticas únicamente suelen provocar molestias, ya que la energía que liberan es insuficiente para poner la salud en peligro. Sin embargo, la acumulación de ese tipo de energía puede generar problemas en diversos procesos productivos; entre otros, los que incluyen líneas de pintado de carrocerías de vehículos, tareas de manipulación continua de textiles, plásticos o papel y labores de producción de componentes electrónicos.

Según el manual, el principal peligro de la acumulación de electricidad estática se deriva de la descarga brusca en forma de chispa en atmósferas inflamables. Para comprender el alcance de sus consecuencias, recomienda visualizar el siguiente vídeo. Por tanto, aunque la generación de electricidad estática no presenta en sí misma un peligro de incendio o explosión, la combinación mediante chispa de cargas eléctricas separadas sí constituye un riesgo potencial.

La legislación de referencia que recoge el manual incluye las siguientes normas:

-          Real Decreto 614/2001, de 8 de junio, sobre disposiciones mínimas para la protección de la salud y seguridad de las personas trabajadoras frente al riesgo eléctrico. Anexo VI-B.

 -         Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mi?nimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo. Anexo III

 -         Real Decreto 681/2003, de 12 de junio, sobre la protección de la salud y la seguridad de las personas trabajadoras expuestas a los riesgos derivados de atmósferas explosivas en el lugar de trabajo. Anexo II-A.

 -         Reglamento (UE) 2016/425 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 9 de marzo de 2016, relativo a los equipos de protección individual y por el que se deroga la Directiva 89/686/CEE del Consejo. Anexo II.

 -         Real Decreto 97/2014, de 14 de febrero, por el que se regulan las operaciones de transporte de mercancías peligrosas por carretera en territorio español. Artículo 44.

 Control del riesgo

 Para llevar a cabo las labores de control de los riesgos de incendio o explosión por acumulación de electricidad estática en los lugares de trabajo, el manual recuerda que la planificación y adopción de medidas de prevención y protección debe resultar de una previa evaluación exhaustiva de los riesgos. Las decisiones que se adopten, además de respetar la normativa anteriormente citada, seguirán los principios a los que se refiere el artículo 15 de la Ley 31/1995, de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL). Asimismo, tendrán que estar alineadas con el contenido del documento ‘Riesgos debidos a la electricidad estática’ y con el de las guías de buenas prácticas NTP 225 y NTP 567.