'Valoro especialmente la investigación y el seguimiento estadístico de los accidentes'

Entrevista a Iñaki Nubla Otaola, integrante del Consejo General de Osalan en representación de la Confederación de Cooperativas de Euskadi-Konfekoop.

Formado en Dirección y Administración de empresas, es director de la Confederación de Cooperativas de Euskadi, función a la que accedió el año pasado tras ejercer como secretario técnico de la Federación de Cooperativas Agrarias y Alimentarias de Euskadi desde 1989. Se incorporó al Consejo General de Osalan en 2019.

¿Cómo valora su participación en el Consejo General de Osalan?

Muy positivamente. No era consciente del enorme trabajo que se realiza desde el Instituto y ahora tengo ocasión de conocerlo de primera mano y valorarlo. Destacaría, por ejemplo, las investigaciones de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, los estudios e informes de prevención y riesgos laborales, los estudios estadísticos, la atención de consultas y asesoramiento técnico, las actividades de formación e información, etc.

¿Qué actuaciones apoyadas por Osalan destacaría por su relevancia para las empresas de Konfekoop?

Una de las actuaciones que más valoro es el seguimiento estadístico de los accidentes, que nos permite centrar el foco y priorizar a la hora de diseñar actuaciones preventivas. También las investigaciones de los accidentes de trabajo.

En el ámbito más específico y del que tengo mayor conocimiento, destaco el  programa Euskadipreben. Dentro de este programa se han realizado acciones de mejora de entornos ATEX en cooperativas cerealistas y fabricantes de piensos, almacenamiento de fitosanitarios según la nueva guía de Osalan, mejoras en accesos y trabajos en cubiertas de pabellones, estudios ergonómicos con el objetivo de hacer un mapa de situación de población trabajadora del sector primario de Euskadi en 5 años. También,  y englobada dentro de la situación de pandemia mundial, se diseñó e implementó un protocolo de control de personal temporero que acudía a Euskadi en las distintas campañas de vendimia y que tenían un potencial epidemiológico muy alto.

Como director en Konfekoop, ¿qué objetivos principales opina que deberían perseguir las acciones de las instituciones públicas para elevar los niveles de salud y seguridad laboral de los cooperativistas?

La formación e información en prevención es fundamental. Por medio de la formación e información generamos en los trabajadores concienciación respecto a su propia seguridad y generamos además interés en las direcciones de las cooperativas hacia la seguridad que, aunque alto, a veces se ve relegada por otras inquietudes más del día a día.

¿Qué grado de desarrollo estima que existe en el mundo cooperativo de la cultura de la prevención de riesgos laborales?

La importancia de la prevención en el mundo cooperativo, en general, es alta. Una de las características del cooperativismo es que pone a la persona en el centro de la organización, por delante de otros factores de producción.

¿Qué grado de colaboración con los sindicatos existe en las cooperativas de Konfekoop para avanzar en materia de PRL?

Dado que en la mayoría de las cooperativas las personas trabajadoras son cooperativistas (propietarias) y la relación de la persona trabajadora con la cooperativa es societaria y no laboral, el papel de los sindicatos es muy minoritario. Aún así, en las cooperativas en las que existen sindicatos porque hay personas trabajadoras que no son socias y tienen contrato laboral, las relaciones son muy buenas, con especial incidencia en materia de seguridad laboral.

¿Cuáles son los principales puntos de mejora en materia de PRL y qué medidas considera necesario poner en práctica para abordarlos?

Hay que colocar a la prevención en el primer plano, al mismo nivel que la calidad, la  sostenibilidad u otros aspectos de gestión empresarial. Salvando las distancias, hay que hacer lo mismo que se hizo con otros campos como la seguridad vial. Por ejemplo, en su momento se optó por no considerar los accidentes viales como situaciones inapelables con las que había que convivir. Con los accidentes de trabajo deberíamos llegar a esa misma conclusión y adaptar las estrategias que se implementaron en su momento en seguridad vial, adecuándolas al entorno de la prevención de riesgos laborales. Objetivo, generar la misma concienciación social que se generó en los 90 respecto a la seguridad vial y dio como resultado un cambio de actitud colectiva que redujo significativamente las cifras de accidentes viales.

¿Cuáles son los principales servicios y apoyos que presta Konfekoop a sus empresas asociadas para facilitar su avance en gestión de PRL? ¿Tienen previsto poner en marcha nuevas iniciativas de ese tipo?

 

Junto con aspectos recurrentes de formación e información en PRL dirigido a todas las cooperativas, tenemos un Servicio de Prevención Mancomunado de Riesgos Laborales dirigido a las cooperativas agrarias y alimentarias. En él se adhieren las cooperativas del sector primario que lo desean y les damos un servicio altamente cualificado y especializado en su problemática específica.

De cara al futuro seguiremos reforzando nuestro compromiso con la prevención de riesgos laborales a todos los niveles.

Una de las principales funciones de Konfekoop es promover, planificar y ejecutar acciones que mejoren la competitividad de las cooperativas. ¿Qué papel pueden desempeñar en ese terreno las medidas de refuerzo de la cultura de la prevención?

LA PRL y la competitividad están íntimamente conectadas. Una organización con altos índices de siniestralidad está muy lejos de ser competitiva y su bienestar laboral no será óptimo. Si una organización quiere mejorar sus índices de competitividad debe tender a alcanzar la excelencia en sus procesos y dentro de estos la prevención debe ser prioritaria. No podemos ser los mejores fabricando determinado producto si tenemos a nuestras personas empleadas sufriendo accidentes y teniendo problemas ergonómicos durante la producción. Por muy optimizados que estén nuestros procesos a medio plazo se verán comprometidos ya que las personas que los tienen que llevar a cabo estarán de baja. Hay que tener claro que la prevención no es gasto, es inversión.

¿Cómo valoran en Konfekoop la reacción de las cooperativas asociadas frente a las dificultades planteadas por la actual crisis sanitaria? ¿Cómo piensa que va a influir la experiencia acumulada en ese terreno en la gestión que realicen en el futuro de la PRL?

Esta crisis ha integrado dentro de nuestro vocabulario palabras como EPI que hasta el 2020 estaban recluidas al ámbito de la PRL. Creo que el darnos cuenta de que la salud y el bienestar es la base no solo de la felicidad individual sino también del de la sociedad en su conjunto y de que esta sociedad pueda actuar, producir e interconectarse de manera correcta nos hará darle la importancia que tiene la seguridad y salud de nuestro tejido productivo.