La campaña europea 'Trabajos saludables: relajemos las cargas' comenzará en octubre

Promovida por EU-OSHA, se centrará en la prevención de los trastornos musculoesqueléticos, una de las dolencias con mayor prevalencia.

La Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo (EU-OSHA) iniciará en octubre la campaña ‘Trabajos saludables: relajemos las cargas’, que abordará hasta noviembre de 2022 la prevención de los trastornos musculoesqueléticos (TME) relacionados con el trabajo. Estas dolencias siguen siendo unas de las más prevalentes en Europa.

En muchos trabajos es habitual el riesgo de sufrir trastornos musculoesqueléticos, tales como los relacionados con la exposición a movimientos repetitivos, a posiciones forzadas o al traslado de cargas pesadas. Por lo general no tienen una sola causa y, a menudo, son el resultado de varios tipos de factores: físicos, biomecánicos, organizativos y psicosociales. Por ello, la campaña quiere ofrecer una visión amplia sobre el problema, recomendar un enfoque integrado para afrontarlo y ofrecer herramientas y soluciones prácticas.

Las EU-OSHA emplea las campañas ‘Trabajos saludables’ como vía principal para hacer llegar sus mensajes. En los últimos años ha llevado a cabo las siguientes campañas de este tipo: ‘Alerta frente a sustancias peligrosas’ (2018-2019), ‘Trabajos saludables en cada edad’ (2016-2017) y ‘Gestionemos el estrés’ (2014-2015).

El mensaje fundamental de las campañas ‘Trabajos saludables’ es que la seguridad y la salud en el trabajo concierne y beneficia a todos. Para promocionarlo, la EU-OSHA ofrece de manera gratuita herramientas y guías prácticas para facilitar que los centros de trabajo interesados puedan desarrollar sus propias campañas de seguridad y salud. También otorga en cada campaña sus ‘Galardones a las Buenas Prácticas’ y el ‘Premio Cinematográfico Lugares de Trabajo Saludables’.

Legislación de la UE

Los trastornos musculoesqueléticos (TME) de origen laboral entran en el ámbito de aplicación de la Directiva marco sobre salud y seguridad en el trabajo (SST), que tiene por objeto proteger a las personas de los riesgos relacionados con el trabajo en general y establece la responsabilidad de la empresa de garantizar la seguridad y la salud en el puesto de trabajo.

Existen directivas específicas sobre algunos riesgos relacionados con los TME, como la Directiva sobre manipulación manual, la Directiva sobre equipos con pantallas de visualización y la Directiva sobre vibraciones. Asimismo, la Directiva sobre utilización de equipos de trabajo aborda las posturas adoptadas al emplearlos y establece que las empresas deben tener en cuenta los principios ergonómicos necesarios para cumplir los requisitos mínimos de SST.