Encuesta de la EU-OSHA sobre la exposición a factores de riesgo de cáncer

La Agencia prevé desarrollar este estudio en 2021 y 2022, publicar los primeros resultados en 2023 y realizar una primera evaluación en 2024

 

 

La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, (EU-OSHA) inició a mediados de año la preparación de una encuesta sobre la exposición de los trabajadores a factores de riesgo de cáncer para mejorar su identificación.

En estos primeros meses, la Agencia ha anunciado que está dando los primeros pasos para el diseño metodológico y la adaptación al contexto europeo de una encuesta australiana similar. En 2021 y 2022, desarrollará el estudio, lo probará y pondrá en práctica sobre el terreno. Prevé publicar los primeros resultados en 2023 y en 2024 realizar una evaluación.

El cáncer es uno de los mayores problemas de salud laboral. Se calcula que es la causa del 53% de todos los fallecimientos relacionados con el trabajo en la UE y otros países desarrollados. Según la hoja de ruta sobre carcinógenos de 2016, cada año se producen en la UE alrededor de 120.000 casos de cáncer laboral como resultado de la exposición a carcinógenos en el trabajo, que causan unos 80.000 fallecimientos anuales. La enfermedad puede tener múltiples causas. Disponer de datos fiables sobre las exposiciones a factores de riesgo en los lugares de trabajo resulta esencial, tanto para velar por la seguridad y la salud de los trabajadores como para mantener una economía productiva y sostenible.

En la Unión Europea faltan datos armonizados y comparables sobre la exposición en el lugar de trabajo a los factores de riesgo. Esa carencia, ampliamente identificada, aparece reflejada en la revisión de la Directiva de carcinógenos y mutágenos y en la Comunicación de la Comisión Europea sobre modernización de la legislación y las políticas de la UE de salud y seguridad en el trabajo (2017).

 

Medidas con datos contrastados

 

La encuesta intentará cubrir esta falta de información sobre uno de los mayores problemas de salud laboral en Europa. Para ello, examinará las situaciones de exposición más frecuentes y el número y las características de los trabajadores expuestos a una serie de factores de riesgo de cáncer como, el amianto, el benceno, el cromo, el gas de escape, el níquel, el polvo de sílice, la radiación UV y el polvo de madera, entre otros.

En 2017, la EU-OSHA finalizó el estudio de viabilidad de una encuesta para evaluar las exposiciones de los trabajadores a carcinógenos sobre la base del Estudio australiano de Exposiciones en el Lugar de Trabajo (AWES). La iniciativa europea seguirá el modelo  australiano y utilizará una aplicación web para evaluar las exposiciones basadas en las tareas de los trabajadores y trabajadoras. Se llevará a cabo inicialmente en seis Estados miembros de la UE: Alemania, Irlanda, España, Francia, Hungría y Finlandia. En cada uno de estos países , la EU-OSHA se pondrá en contacto con una muestra representativa de personas trabajadoras para realizar una entrevista telefónica sobre su trabajo. El tamaño de las muestras (una media de 3.000 por país), permitirá realizar un análisis detallado de los resultados.